Nueva tragedia aerea

Un avión Airbus A320 se ha estrellado en las cercanías de Prads-Haute-Bléone, entre las localidades de Digne-les-Bains y Barcelonette, en los Alpes de Francia, al sur del país. Por el momento, se desconoce la causa. El primer ministro francés, Manuel Valls, ha asegurado que “ninguna hipótesis puede ser descartada“.

El aparato pertenecía a la compañía Germanwings (filial de Lufthansa) y llevaba 144 pasajeros a bordo -entre ellos, dos bebés- y seis tripulantes. Realizaba el trayecto entre Barcelona (España) y Düsseldorf (Alemania), de ahí que en el aparato viajaran un elevado número de alemanes, pero también de turcos y españoles. En concreto, 45 pasajeros del avión tenían apellido español, mientras que las víctimas mortales germanas serían unas 67.

Comparecencia de Hollande tras el accidente de Germanwings ENRIQUE FALCÓN

El siniestro del vuelo 4U9525 ha sido confirmado en Fráncfort por las autoridades alemanas de seguridad aérea y por el propio presidente francés, François Hollande, quien ha anunciado que los ocupantes del avión siniestrado han fallecido. “Las condiciones del accidente hacen pensar que no hay supervivientes”, ha sentenciado el mandatario galo. El ‘premier’ Valls ha detallado posteriormente que “un helicóptero se ha podido posar” en el lugar del suceso y ha confirmado que no hay superviviente alguno. Sin embargo, la Gendarmería está informando de que alguien podría encontrarse con vida.

Los familiares de las víctimas españolas y alemanas se encuentran camino de Francia. Serán recibidos por las autoridades de Seyne-les-Alpes . “Vamos a tener que explicarles que no va a ser posible acceder a la zona del siniestro”, ha lamentado el diputadoChristophe Castaner. El lugar del accidente se encuentra a 7 km de la localidad francesa.

El accidente

El Airbus despegó de Barcelona a las 9.55 horas del aeropuerto de El Prat y a las 10.47 horas se emitió una llamada de emergencia . En un primer momento, se informó de que el ‘mayday’ se había realizado por el piloto, pero fuentes oficiales han apuntado que fue hecho por la torre de control de Alta Provenza, tras no tener comunicación con la tripulación. La torre de control perdió contacto con la cabina del avión a las 10:53 horas, cuando estaba a una altura de 6.000 pies, unos 1.800 metros. Segundos después se produjo el impacto.

Dos helicópteros de la Dirección General de Tráfico francesa que salieron a buscar el vuelo confirmaron posteriormente que el avión se había estrellado, enviándose de inmediato varios equipos de rescate a la zona.

Según los portavoces de la aerolínea Germanwings, el avión estuvo perdiendo altura durante ocho minutos hasta desaparecer de los radares.

El Ministerio del Interior francés ha informado por su parte de que “las condiciones meteorológicas no eran especialmente malas”, así como que los restos del avión se han localizado exactamente a 2.000 metros de altura, en una zona de difícil acceso. Junto a restos del fuselaje, se han visualizado varios cuerpos. El comandante del vuelo llevaba una década trabajando para Luthansa y tenía más de 6.000 horas de vuelo.

El presidente del Consejo General de la región de los Alpes-Alta Provenza, Gilbert Sauvan, ha asegurado que el avión ha quedado“completamente destrozado” y que el resto más grande del aparato tiene el tamaño de “un coche”.

“El avión está completamente desintegrado”, ha afirmado Sauvan, en declaraciones al periódico ‘Les Echos’. “Los restos más grandes son del tamaño de un coche”, ha relatado, tras haber observado la zona en la que se ha estrellado la aeronave, un avión Airbus A320.

Labores de rescate e identificación

Más de 600 efectivos de los cuerpos de seguridad franceses trabajan en las labores de búsqueda del avión de Germanwings. “Aunque la violencia del impacto deja pocas esperanzas, hasta el último minuto haremos todo lo que se pueda para salvar a los que se puedan salvar”, indicó en una breve conferencia de prensa tras haber sobrevolado en helicóptero el lugar de los hechos, el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve.

Más de 350 bomberos y 300 militares, además de 10 helicópteros y uno avión militar, están desplegados en la zona en la que ha caído la aeronave.

Localizada una caja negra del avión siniestrado en Los Alpes franceses ATLAS

Según ha precisado, se trata de “una zona de muy difícil accesopara los medios de rescate terrestres” ya que hay “una pendiente muy abrupta” y es una “zona peligrosa e inestable”.

Las labores de búsqueda se han aplazado en torno a las 19.30 horas ante la falta de luz. Éstas se reanudaran el miércoles a primera hora coincidiendo con el amanecer.

En el lugar de la tragedia, además de los investigadores franceses, se encuentra un equipo de técnicos de Airbus.

Una de las cajas negras del avión siniestrado ha sido ya localizada, según ha informado el diputado Castaner en declaraciones en la radio francesa. Un portavoz del ministerio apuntó que la caja negra será analizada por los expertos del organismo francés de Investigación de Accidentes (BEA), que ya ha abierto una investigación al respecto.

El teniente coronel Menichini ha anunciado que “la identificación de los cuerpos comenzará mañana así como la repatriación de las víctimas”. Los Mossos d’Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Civil han recabado a lo largo de este martes el perfil genético de 32 familiares de los pasajeros del avión accidentado de Germanwings que volaba desde Barcelona hacia Düsseldorf.

Ahora se dará traslado de toda esta información a las autoridades francesas, que serán las encargadas de cotejar estos datos con los restos que se recojan en el avión accidentado, que se ha estrellado en los Alpes, cerca de la localidad de Barcelonette.

De este modo se tratará de confirmar las identidades de los cadáveres de las víctimas que se vayan encontrando en el lugar del accidente.

Cooperación internacional

El avión de Germanwings siniestrado.

Paralelamente, el Gobierno español ha detallado que está trabajando con las autoridades francesas y alemanas en la investigación. Precisamente, los Reyes se encontraban este martes de visita de Estado en el Hexágono y se han unido a la célula de crisis del Ministerio del Interior galo, junto al presidente Hollande y el primer ministro Valls, antes de cancelar el viaje y regresar a Madrid.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat,Artur Mas, viajarán mañana juntos en el mismo avión de las fuerzas armadas al lugar del accidente, en los Alpes franceses. El Gobierno español ha declarado tres días de luto oficial.

También lo hará la canciller alemana, Angela Merkel junto a la presidenta de Renania del Norte-Westfalia, Hannlore Kraft -estado federado que tiene como capital Düsseldorf-, con el fin de “seguir la situación de primera mano y hablar con los responsables locales”.“Estamos sumidos en una profunda tristeza. En Alemania, en Francia y en España”, ha señalado. Respecto a Francia, país donde se ha producido la tragedia, no tendría ningún ciudadano galo en principio en la lista de pasajeros.

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, que se ha mostrado “horrorizado”, se ha desplazado al aeropuerto de Barcelona para expresar personalmente su pésame a las familias de las víctimas del accidente aéreo ocurrido hoy y ha ordenado que hoy las banderas de la ciudad ondeen a media asta.

El Ayuntamiento de Barcelona ha activado en fase de alerta los servicios del Centro de Emergencias y Urgencias Sociales (CUESB) para atender a los familiares de los pasajeros, tanto en el aeropuerto de Barcelona como en el lugar del accidente, en Francia.

El avión tenía 24 años y había cumplido ya 58.300 horas de vuelo. De hecho, era una de las aeronaves más antiguas en activo. Ahora bien, según uno de los dirigentes de Germanwings, el último control rutinario de la aeronave fue realizado ayer lunes, en Düsseldorf, por los servicios técnicos de Lufthansa, mientras que su última gran revisión tuvo lugar el verano de 2013.

Se trata del peor accidente en territorio francés de un vuelo de pasajeros desde 1981, cuando un avión DC-9 de la compañía yugoslava Inex-Adria cayó sobre Córcega, dejando 180 muertos. Posteriormente, en el año 2000, se haría tristemente célebre el siniestro del Concorde, a las afueras de París, hace 15 años. En él fallecieron 113 personas.

 

  • Teléfono de información de Germanwings para las familias: 004980011335577 (gratuito)
  • Exteriores facilita el número 913948900 y el correo unidaddecrisis@maec.es para los familiares

Deja un comentario